Baberos

Darle espacio y comodidad a tu bebé a la hora de comer es fundamental para que sea una experiencia agradable para ellos. A quién le gusta comer estando incómodo o con accesorios que le dificulten la movilidad? a nadie! Tu bebé no es la excepción.

Acá van algunas recomendaciones que te pueden servir para elegir el babero/delantal para que tu bebé disfrute su comida mientras minimizas los miles de cambios de ropa al día. 

Ojo, esto es simplemente una guía de lo que nos funcionó después de intentar varios. Todos los niños son distintos, y por eso es importante que elijas en base a tu propia observación. Hay niños que prefieren comer sin delantal, y otros que les encanta como parte de su rutina de sentarse a comer! 

 

Al inicio de la alimentación complementaria: Sólo pañal, sin ropa ni babero, o un babero liviano que no entorpezca el trabajo de las manos al comer. 

 

Luego de unas semanas: babero con mangas para que no tengas que estar cambiando la ropa de tu 👶🏻 cada vez que coma. -ropa = -cosas por lavar. Una desventaja es que estos baberos requieren de un lavado más exhaustivo que los de silicona, por ejemplo, y puede que aún así acumule olores. 

 

Acercándose al año de vida: babero de silicona con bolsillo para recibir la comida antes de que vaya al suelo. Son mucho más fáciles de limpiar, se secan fácilmente y no acumulan olores. 

Darle espacio y comodidad a tu bebé a la hora de comer es fundamental para que sea una experiencia agradable para ellos. A quién le gusta comer estando incómodo o con accesorios que le dificulten la movilidad? a nadie! Tu bebé no es la excepción.

Acá van algunas recomendaciones que te pueden servir para elegir el babero/delantal para que tu bebé disfrute su comida mientras minimizas los miles de cambios de ropa al día. 

Ojo, esto es simplemente una guía de lo que nos funcionó después de intentar varios. Todos los niños son distintos, y por eso es importante que elijas en base a tu propia observación. Hay niños que prefieren comer sin delantal, y otros que les encanta como parte de su rutina de sentarse a comer! 

 

Al inicio de la alimentación complementaria: Sólo pañal, sin ropa ni babero, o un babero liviano que no entorpezca el trabajo de las manos al comer. 

 

Luego de unas semanas: babero con mangas para que no tengas que estar cambiando la ropa de tu 👶🏻 cada vez que coma. -ropa = -cosas por lavar. Una desventaja es que estos baberos requieren de un lavado más exhaustivo que los de silicona, por ejemplo, y puede que aún así acumule olores. 

 

Acercándose al año de vida: babero de silicona con bolsillo para recibir la comida antes de que vaya al suelo. Son mucho más fáciles de limpiar, se secan fácilmente y no acumulan olores. 

Tips extras:

  1. Tener un paño de uso exclusivo para tu bebé, que sirva para limpiar sus manos y cara. 
  1. Incorpora el hábito de lavar las manos en cuanto puedas. De esta forma cuando tu bebé sea más grande va a reconocer la rutina de lavar sus manitos antes y después de cada comida. 
  1. Recuerda que apenas aparece el primer diente es importante cepillarlo. Usa un cepillo suave para bebé (no de silicona) y un poquito de pasta de dientes de bebé. Puedes revisar este video (Live con la dentista Natalia Concha de @dra.naty) para que conozcas todos los detalles al momento de elegir el cepillo y la pasta. Además, después de ver este video vas a poder despejar las dudas más comunes que surgen en esta etapa. 

Espero que esta información haya sido útil! 

Tienes alguna sugerencia de tema a tratar para un próximo post? Escríbeme acá para que me cuentes! 

Fuente: www.nutreduca.com

Photo by Khamkhor on Unsplash

×